Algo Que Leer!/Inicio

El Poder de la Lectura

descarga

Tomada de: escrituracreativavalencia.com

Por Tayana José

“Lee y conducirás, no leas y serás conducido”, escribió en algún momento Santa Teresa de Jesús, convencida del poder que genera la lectura.

Al igual que esta religiosa y escritora española, a lo largo de la historia, muchos han sido los hombres y mujeres conscientes de dicho poder.

Autoridades políticas y religiosas de distintas épocas y países, sintiéndose amenazadas, han tratado de evitar que aquellos que se oponen a sus ideas tengan acceso a la lectura, prohibiendo y ordenando la destrucción y quema  masiva de libros y otros documentos escritos.

En el año 212 a.C. el primer emperador de China, Qin Shi Huang, temeroso de que el conocimiento del pasado se convirtiera en un problema para su reinado, dispuso la quema de libros y el asesinato de académicos. Siendo enterrados vivos  Los intelectuales que desobedecieron la orden.

 El caso de quema de libros más recordado es el ocurrido el 10 de mayo de 1933 en una plaza pública de Berlín llamada Bebelplatz, durante el régimen de Hitler en la Alemania nazi.

Un hecho similar se  produjo en Chile después del golpe de Estado para derrocar al presidente socialista Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973, donde  los militares chilenos requisaron y quemaron miles de libros de política. En febrero de 1987 el Ministerio del Interior chileno sólo admitió haber quemado,bajo órdenes del dictador Augusto Pinochet, 15.000 copias de “Las aventuras de Miguel Littín Clandestino en Chile”  de Gabriel García Márquez.

La Biblia no ha quedado exenta del ataque  de aquellos que a través de la historia han desatado una guerra en contra del conocimiento, tal como lo plantea Elena G. de White en el libro El Conflicto de los Siglos: “En el siglo XVI la Reforma, presentando a los pueblos la Biblia abierta, procuró entrar en todos los países de Europa. Algunas naciones le dieron la bienvenida como a mensajera del cielo. En otros países el papado consiguió hasta cierto punto cerrarle la entrada; y la luz del conocimiento de la Biblia, con sus influencias ennoblecedoras, quedó excluída casi por completo.”

“La guerra que se hizo en Francia contra la Biblia durante tantos siglos llegó a su mayor grado en los días de la Revolución. Esa terrible insurrección del pueblo no fue sino resultado natural de la supresión que Roma había hecho de las Sagradas Escrituras.” Agrega, en su libro, Elena G. de White.

Estos son apenas unos pocos ejemplos, de las cantidades de veces que, con la plena conciencia del poder que genera la lectura, se intentó evitar que algunas sociedades se abrieran paso al conocimiento a través de los libros, esto sin mencionar  la destrucción en privado, realizada por aquellos que entendían que la quema  pública de libros podía aumentar la atracción sobre los mismos.

 

Algunos datos han sido tomados de:
http://www.adven7.org/books/pdf/conflicto_siglos.pdf
http://es.wikipedia.org/wiki/Quema_de_libros

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s