Inicio/Reportajes

La Feria es Igual Pero Yo Soy Diferente (2da parte)

Por Tayana José

La lluvia no había cesado por completo, cuando escuché a un señor, con voz autoritaria, decir: “Salgan por favor que voy a cerrar”,nadie hizo caso al llamado,  supongo que al igual que yo, ninguno de los allí presente quería mojarse a pesar de que se trataba de la “mágica primera agua de mayo”.

20140501_211348

“Ya el aguacero pasó, salgan ” escuché por segunda vez, mientras un joven comenzaba a cerrar las puertas del stand de José Libros y Más. Me apresuré a abandonar el lugar. Bajo la suave pero persistente llovizna me dirigí a la estación del metro, fui de stand en stand tratando de evitar que de aquella mágica lluvia me proviniera un mágico resfriado.

Abordé como pude uno de los vagones del metro, a mi lado un señor de unos 50 años leía un pequeño libro que, aunque no tenía forro y sus páginas lucían maltrechas, consideré interesante, a juzgar por lo concentrado que aquel hombre estaba.

Al llegar a la última estación un niño de al menos 11 años, que también leía, se lamentó de haber llegado a su destino y no haber terminado su libro, era notable su deseo de finalizar la lectura, pues cuando abandonamos el vagón continuó leyendo mientras caminaba del brazo de su madre, subíamos por  la escalera eléctrica cuando lo escuche decir: “Ve mami ya terminé.” 

Para quien ama la lectura es realmente placentero ver que hay personas que si van  a la feria interesados en los libros, el arte y la cultura, contrario a la opinión de muchos. Y más placentero es ver a los padres guiar a sus hijos, desde pequeños, por el mundo de la lectura.

 Muchos son los comentarios, más en contra que a favor, surgidos a raíz de la realización de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2014. Que es la feria de la comida, que los libros estaban muy caros, que si vale la pena la inversión para tan poco tiempo, en fin, estos y otros son los comentarios que se escuchan y se ven a través de la redes sociales a pesar de haber transcurrido varios días de finalizada la actividad.

20140501_210751

Particularmente considero que en la feria cada quien encuentra lo que va buscando, hay de todo y para todos: desde interesantes libros y ofertas, manifestaciones artísticas y culturales, paneles, conferencias y charlas, hasta comida, vendedores de todo tipo y espacios donde las parejas aprovechan para hacerse sus demostraciones de amor.

20140501_201053

Ofertas en el stand de la Librería Cuesta

 

Reflexión:

Este año yo visité la feria interesada en la lectura y el conocimiento y eso encontré. A modo de reflexión quisiera dejar la siguiente pregunta: ¿Tú que fuiste buscando este año a la FIL?

Opiniones sobre FIL a través del Facebook:

“Es que los mayores placeres duran un poco más que un instante. Solo el que no encuentra su recompensa en los libros y en todas las actividades que desprenden, no pueden entender la inversión en la FIL. Tanto hablar sin aportar, la sociedad somos todos. De la XVII me llevo esos rostros que preguntaban en Bono Cultura títulos para iniciar en la lectura, recomendaciones para sus hijos, consejos de vida en los libros, a veces los chiquitos con su primer contacto con un texto propio, que no dejarían en la escuela. Esta inquietud de querer hacer más, la sensación de que creceremos entre páginas. Buen trabajo al equipo de la FIL 2014.” Comentó Lady Laura Liriano Balbi. 

Dania Aybar comparte su experiencia:”Hoy decidí ir con mi hijo a comprar un libro de estimulación infantil a nuestra “feria del libro”, ay Dios mio, cuanto trabajo se pasa ahí!!! Eso era un éxodo por todos lados, el metro full, las diferentes librerías, los lugares de venta de comida, todoo!!!! Lo bueno de eso, es que todas esas personas en su mayoría, por no generalizar, sólo compran paquitos, novelitas, tatuajitos pegables y stickers… Uff, ubiquen una área para esas cosas, así los que queremos comprar algún libro, podemos hacerlo sin aguantar tantos pisotones, empujones, calor, filas y todo lo que me falta por mencionar… Caramba!!” Expresó.

 “Estamos conscientes de que en un país como el nuestro la Feria del Libro no es lo que debería ser: un parque lleno de quioscos de librerías donde puedas ver las nuevas ediciones, los últimos libros de famosos escritores y estos autografiando cada libro. Pero, en nuestro país si no hay cultura con sabrosura (como Yaqui lo presentaba) la gente no acude. Entonces tendríamos que llevar la feria a un parquesito, donde solo irían el grupo intelectual del país, una elite…… Tomemos la feria como una fiesta cultural, donde hacemos lo posible por interesar a todos. Con canciones, poesía, folklore y….porque no, libros también.” Afirma Carlos Ubri Acevedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s